No es solo un movimiento de músculos faciales, es una expresión de un estado anímico agradable, chistoso y puro. Nos libera del gran estrés cotidiano ocasionado por nuestras cadenas mentales de diferentes orígenes y que creemos que no tienen soluciones prontas. Rompamos el círculo de la tristeza autoimpuesta. Todo en un sitio y en el lugar correcto, ni antes ni después. Sonríe por tu bien y el de los demás.

Suscríbete al canal JMartin Writer https://www.youtube.com/channel/UCSZvKW1pDA4-kLoEw5p4pXg. Visita https://www.facebook.com/jmartinwriter.

Anuncios