Domicio Ulpiano fue un jurista romano que manifestó que había que vivir honestamente, no dañar a nadie y dar a cada quien lo suyo; fueron los cimientos reales de legislaciones romanas. Por qué no seguimos estos preceptos sin dudar, cosecharíamos frutos como tranquilidad y sosiego. Si nuestro progreso no se manifiesta de la forma deseada, esperemos a que los círculos de las virtudes giren a nuestro favor, puede ser lenta, media o rápidamente, nunca seremos olvidados.

Suscríbete al canal JMartin Writer https://www.youtube.com/channel/UCSZvKW1pDA4-kLoEw5p4pXg. Visita https://www.facebook.com/jmartinwriter.

Anuncios