En el mes de diciembre se han acumulado fiestas y cenas, pero se ha perdido el auténtico sentido que es el recogimiento personal y familiar. Recordemos que el fin de cada año nos ha otorgado múltiples experiencias buenas, malas o pésimas. Debemos depurarnos mentalmente de lo no grato, abrirnos para intentar enmendar errores, malos entendidos con personas cercanas o familiares, sellándolos con toda nuestra fuerza de voluntad.

Despertemos como un titán sideral que a pesar de ser arremetido por enemigos cósmicos de diferentes nebulosas, tiene validez moral, ética y personal que lo arropa y protege. Ningún agujero negro te alcanzará, pues tu visión profunda, analítica y supranatural te da la agilidad para evadir todo mal y será excelente el año próximo. ¡Cosmonauta, no te detengas!

Suscríbete al canal JMartin Writer https://www.youtube.com/channel/UCSZvKW1pDA4-kLoEw5p4pXg. Visita https://www.facebook.com/jmartinwriter.

Anuncios