La corrosión es una reacción química de óxido-reducción que daña metales, aleaciones, carreteras, apoyándose en humedad, lluvia, calor, y contaminación en general. Así las ideas corrosivas del siglo XXI ingresan por medios diversos, disminuyendo nuestros sentidos de superación, libertad y visión a futuro. La única forma de frenar el deterioro iniciado es el decreto personal y la afirmación de regresar al orden único que todos sabemos y no se necesita mencionar, con solo cerrar los ojos en un lugar propicio, llegarán las respuestas. ¡No te apartes de la línea recta del orden solar!

Anuncios