La Medicina es la ciencia de curar, de recuperar la salud para desviar la muerte del paciente atormentado. Aunque las posibilidades matemáticas digan lo contrario, un médico real y decidido afronta la misión cual corsario atravesando el vasto océano para llegar al puerto de la sanación, negándole a la muerte su ingreso; auxiliándose de ciencias tradicionales, como la Biología y la Química, además, de remedios ancestrales sin cobijarse en la resignación.

Anuncios